Páginas vistas en total

sábado, 6 de julio de 2013

La incongruencia del PP y del PSOE.

Es muy difícil decir con palabras la impotencia que puede sentir actualmente en España un ciudadano. Pensando en sensaciones, me molesta mucho que me engañen, pero creo que me molesta más que me tomen por tonto, vamos que ya ni me intentan engañar con sus discursos. Mis creencias son socialistas, lo cual no implica, ni mucho menos, que sea un hooligang del PSOE, sino que soy más exigente de quien más espero, por eso los meto a todos en el mismo saco.
El papel que está haciendo el PP con el tema Bárcenas es de una desfachatez que roza la enfermedad mental. Intentar hacernos creer que Bárcenas era como un ente independiente en el partido, que era muy chorizo, pero que todo lo que le rodea es impoluto, no se lo cree ni la extraordinaria ponente María Dolores de Cospedal. Su explicación acerca de como se difiere una indemnización debería de darse en sus clases de religión para explicar el mandamiento que no se ha de mentir.
En cualquier empresa los cargos de CONFIANZA son responsabilidad del máximo mandatario, en este caso Rajoy, y comparte sus responsabilidades. Aunque Rajoy, y antes Aznar, no tuvieran ni idea de que hacía Bárcenas, eso ya seria razón para que se fueran por ineptos. De todas maneras es obvio que lo debían saber porque la fortuna que amasó Bárcenas venía de las donaciones hechas por empresarios al partido para que se les otorgaran favores inmobiliarios traducidos en contratas de obras con DINERO PÚBLICO. Sea por activa o por pasiva deberían de irse como corresponsables.
Este argumento viene a colación para Andalucía. No es tolerable bajo ningún contexto lo que pretenden hacer con el tema de los ERE. El señor Griñán está tardando en dimitir por los mismos argumentos. Si es por desconocimiento malo, pero si es por connivencia peor. No es tolerable para los andaluces en general y los socialistas en particular que nos quieran justificar ese trasiego de DINERO PÚBLICO.
No queremos dirigentes que nos tomen por ineptos, no queremos dirigentes que no tienen el suficiente nivel para mirarnos a los ojos de tú a tú. Limpien sus partidos de ineptos y maleantes y regeneren de una vez la confianza y la conciencia democrática.

No hay comentarios: