Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2016

Lo único cierto es que el 26J Rajoy puede volver a ser presidente

Pues tendremos que volver a votar el 26 de junio y las probabilidades que sea presidente el hombre que menos ha hecho por conseguir gobernar este país, el de menos carácter del congreso, el que menos decisiones toma, el que menos piensa en su pueblo, son altas. Tras 6 meses y quedar absolutamente descalificado por el resto de partidos, hasta el punto que ninguno quiera directamente pactar con él (Ciudadanos no lo hizo por no quedar retratados), Rajoy ha conseguido tener opciones de revertir lo que la mayoría de personas querían, que el PP no gobernara.

Es desesperante sentir que tu voto consigue lo que querías, pero tus representantes no son capaces de llegar a un acuerdo. Imagino que para valorar quien tiene más parte de culpa habría que haber estado presente en las conversaciones, pero ante esa imposibilidad, solo me queda hacer conjeturas en forma de reflexiones.

Mariano Rajoy: Todos sabíamos el carácter de Rajoy, huidizo, cobarde, sin argumentos, pero es que ni siquiera ha intentado conquistar a nadie. Se ha limitado a decir que lo mejor era la coalición de partidos constitucionalistas, pero ahí se ha acabado el discurso. Lamentable que alguien con un discurso tan pobre tenga serias opciones de volver a ser presidente. Dice poco de los habitantes de esta país, y de los políticos que permiten volver a darle chance.

Rajoy, sin hacer nada, tiene opciones de ser presidente. Imagen: eleconomista
Pedro Sánchez: El socialista no era mi arquetipo de político, pero ha peleado contra los partidos rivales y contra los de su partido. Era muy difícil salir ganador de una situación donde nadie te lo ponía fácil, y aun así lo intentó. Creo que para sus intereses, se equivocó en firmar el acuerdo con Ciudadanos, que le ha lastrado posteriormente en sus negociaciones con la izquierda. Probablemente si lo hizo fue porque desde dentro del PSOE le dijeron que bajo ningún concepto pactar directamente con Podemos y sí con Ciudadanos, y ahí la sombra de Susana Díaz ha sido alargada. Muchos se llenaron la boca diciendo que seguro que pactaría con el PP, y ahí se plantó. No solo eso, sino que ha vuelto a decir que no lo hará tras el 26J. Desde mi punto de vista sin duda ha ganado credibilidad, pero lo tiene muy difícil si no consigue zafarse del yugo de los barones socialistas, punto éste que sé que no será muy apoyado por muchos socialistas.

Pedro Sánchez no ha podido vencer las resistencias dentro y fuera del PSOE. Imagen: el país

Pablo Iglesias: Siempre he defendido su figura como esencial para mejorar la política, creo que es inteligente y también que puede hacer mejorar a los demás. Dicho esto, me parece que le preocupa más destrozar la izquierda y aglutinarla en él, que evitar que vuelva a gobernar el PP. Aduce el pacto con Ciudadanos, la derecha, para no sentarse con el PSOE. Bien, coincido con él que Cs es la derecha, y que no es un buen compañero de juegos. Dicho esto, Pablo Iglesias tenía la sartén por el mango. Si quería podía haber dicho, voto a favor del PSOE para quitar al PP, pero no puedo estar de acuerdo con el pacto con Cs, con lo que, a la primera que el PSOE y Cs hagan algo en el gobierno con lo que no estemos de acuerdo porque van en contra del bien general de las personas, les hacemos una moción de censura, la cual ganaría siempre sumando con el PP. De esta manera tendrían absolutamente controlados a los socialistas y les obligaría a pactar si o sin con ellos, si Pedro Sánchez y los suyos quisieran continuar en el gobierno. Pero no, ha optado por forzar unas nuevas elecciones a ver si consigue sobrepasar al PSOE, lo único que le interesa, y para ellos se va a unir con IU.

¿Le saldrá bien la jugada de unas nuevas elecciones a Pablo Iglesias? Imagen: abc.es

Albert Rivera: Está sabiendo vender que es el bueno de la película, el único capaz de pactar con cualquiera por el bien del país. Lo cierto es que demuestra que no tiene escrúpulos y que lo único que ha hecho es ganar tiempo para abrazarse a su verdadero amor, el Partido Popular. Llamativo que hasta el último día haya llamado a pactar al PP, principal causante de la mala situación de este país.

Albert Rivera: el fin justifica los medios Imagen: MARCA

¿Qué puede ocurrir el 26J por la noche? Pues lo peor y posible, que el pacto PP y Cs dé 176 o más. En ese caso, la maniobra de Podemos habrá servido para nada, aunque sobrepasen al PSOE. También puede ocurrir que más o menos haya el mismo reparto que ahora. En ese caso no sé que harán Pedro y Pablo después de todo lo que se han dicho estos días. Espero que se coman su orgullo y de verdad piensen en el bien general.
Si finalmente lo que ocurre es que sumando PSOE y Podemos dé 176, habrá que ver quien queda primero y quien es capaz de comerse el orgullo y pactar con su enemigo. El PSOE ha demostrado en el ayuntamiento de Madrid que es capaz, eso si, la figura conciliadora de Carmena no tiene nada que ver con la de Iglesias. Si en unas nuevas elecciones y pese a unirse con IU, Podemos vuelve a quedar por detrás del PSOE, imagino que acatará que es lo que quiere la mayoría de gente, si es al revés, serán los de la rosa los que tendrán que hacer su auto reflexión.

Demasiadas dudas y una cosa clara, la negativa al pacto nos lleva a que Rajoy pueda volver a ser presidente, y eso es lo único cierto, triste, pero verdad como la vida misma.