Páginas vistas en total

viernes, 29 de marzo de 2013

La deriva de Mas.

La situación actual de la Generalitat gracias al señor Mas es insostenible. Mas fue el primero, antes que el PP, que impuso recortes a los derechos fundamentales en España. Hizo un gobierno encaminado a ello y no sólo por la delicada tesorería si no por convicción y beneficio de sus correligionarios. En un momento determinado y observando que la gente empezaba a decir no queremos más recortes y no podemos más, diseñó una jugada aparentemente maestra: Madrid es el ogro, si fuéramos independientes viviríamos mejor. Su única idea era engañar a a gente con este discurso y conseguir la mayoría absoluta. El tiro le salió por la culata y la respuesta fue que la independencia es una opción pero no tiene porque ser con CiU.
Ante esa situación Mas se tiró en los brazos de una opción impensable hasta ahora, ERC. Quiso engatusar a ERC con cantos de sirena independentistas. El problema es que, aunque ERC está tragando mucho con los recortes, más de lo que decían en su programa electoral, ya no puede tragar más sin que sus votantes se tiren encima. SI a eso unimos que la tesorería de la Generalitat está seca, y eso sólo se lo puede arreglar parcialmente Madrid, Mas no duda en pasarse por el forro la independencia y el pacto con ERC si así puede salvar su culo. Rajoy le dice que si deja a ERC que le echa un cable y ahora Mas se arrima al PSC.
El resumen de todo esto es que a Mas le importa un pito sus votantes y la independencia y está dispuesto a todo para seguir con sus recortes en el gobierno. Espero que el PSC sea esta vez inteligente y no caiga en la trampa. Lo malo de todo esto es que creo que en menos de un año nos vemos abocados a unas nuevas elecciones en Catalunya, con todo lo que eso acarrea. Espero que esta vez la gente no se deje engañar y vea lo que los políticos hacen, no lo que dicen. ¿Y tú piensas que habrán elecciones anticipadas? ¿Se presentará Mas?

domingo, 3 de marzo de 2013

El matrimonio PSC-PSOE

La relación entre PSC y PSOE está en crisis, y las causas son evidentes, no queda claro que los dos quieran lo mismo en la relación. Los dos se quieren pero tienen muchas dudas que para realizarse individualmente tengan que seguir juntos. Imagino que si Navarro y Rubalcaba fueran a un terapeuta en relaciones de pareja les comentaria que tienen que pensar cuales son las cosas que les unen y cuales son las que le separan y hacer un balance. El verdadero problema de esta relación es que lo que les une no lo potencian, y eso es la S de Socialista. Los dos partidos han perdido muchos votantes en sus reductos y eso es porque han perdido el discurso. Pueden contar las milongas que quieran pero la realidad es que los que somos socialistas, da igual de donde seamos, no nos vemos representados en esos partidos y en eso es en lo que tienen que reflexionar de verdad. Necesitamos gente nueva en quien creer, personas que lideren y que no tengan pasado. Gente que ilusione, y eso no lo hay, o hay pocos. Creo en el federalismo como modelo de unión, pero sólo si las dos partes creen en él. No me interesa un federalismo que se saque de la chistera como caramelo que se da al niño catalán para que se calle en medio de la reunión de mayores españoles. En el matrimonio PSC-PSOE están haciendo mucho daño los "amigos" de la pareja, representados en las viejas glorias socialistas. Gente como Bono, Guerra y sucedáneos se empeñan en bombardear una relación con argumentos tiranos e insostenibles. Las relaciones funcionan cuando las dos partes la quieren y la disfrutan, no cuando una la impone. Señor Rubalcaba, eche de una vez del partido a todos los amortizados, porque ese lastre es que el hace que no se pueda tener miras de futuro en la refundación del partido y que no se pueda hacer un proyecto conjunto SOCIALISTA. Creo que Rubalcaba es un buen político, pero su pasado le impide liderar el futuro. Su ultimo servicio seria limpiar el partido de Griñanes, Barredas, Fernández-Vara y demás y luego marcharse. Y señores socialistas ESPAÑOLES, tener derecho a decidir no es votar SI a la independencia, es tener un derecho a decir que se quiere. Yo no quiero la independencia, pero si quiero un proyecto socialista primero, y federal después donde me vea reflejado, y además por este orden, porque Sr Navarro, ante todo socialista, y en ese término incluye lo evidente, sin corrupción.