Páginas vistas en total

domingo, 3 de marzo de 2013

El matrimonio PSC-PSOE

La relación entre PSC y PSOE está en crisis, y las causas son evidentes, no queda claro que los dos quieran lo mismo en la relación. Los dos se quieren pero tienen muchas dudas que para realizarse individualmente tengan que seguir juntos. Imagino que si Navarro y Rubalcaba fueran a un terapeuta en relaciones de pareja les comentaria que tienen que pensar cuales son las cosas que les unen y cuales son las que le separan y hacer un balance. El verdadero problema de esta relación es que lo que les une no lo potencian, y eso es la S de Socialista. Los dos partidos han perdido muchos votantes en sus reductos y eso es porque han perdido el discurso. Pueden contar las milongas que quieran pero la realidad es que los que somos socialistas, da igual de donde seamos, no nos vemos representados en esos partidos y en eso es en lo que tienen que reflexionar de verdad. Necesitamos gente nueva en quien creer, personas que lideren y que no tengan pasado. Gente que ilusione, y eso no lo hay, o hay pocos. Creo en el federalismo como modelo de unión, pero sólo si las dos partes creen en él. No me interesa un federalismo que se saque de la chistera como caramelo que se da al niño catalán para que se calle en medio de la reunión de mayores españoles. En el matrimonio PSC-PSOE están haciendo mucho daño los "amigos" de la pareja, representados en las viejas glorias socialistas. Gente como Bono, Guerra y sucedáneos se empeñan en bombardear una relación con argumentos tiranos e insostenibles. Las relaciones funcionan cuando las dos partes la quieren y la disfrutan, no cuando una la impone. Señor Rubalcaba, eche de una vez del partido a todos los amortizados, porque ese lastre es que el hace que no se pueda tener miras de futuro en la refundación del partido y que no se pueda hacer un proyecto conjunto SOCIALISTA. Creo que Rubalcaba es un buen político, pero su pasado le impide liderar el futuro. Su ultimo servicio seria limpiar el partido de Griñanes, Barredas, Fernández-Vara y demás y luego marcharse. Y señores socialistas ESPAÑOLES, tener derecho a decidir no es votar SI a la independencia, es tener un derecho a decir que se quiere. Yo no quiero la independencia, pero si quiero un proyecto socialista primero, y federal después donde me vea reflejado, y además por este orden, porque Sr Navarro, ante todo socialista, y en ese término incluye lo evidente, sin corrupción.

No hay comentarios: