Páginas vistas en total

martes, 1 de diciembre de 2015

¿No nos da vergüenza que pueda ser Rajoy el candidato más votado?

No puedo más que hacerme cruces de pensar, que por mucho que se igualen las fuerzas, que pierda fuerza el bipartidismo, que haya un rejuvenecimiento de los líderes políticos, en todas las encuestas el candidato más votado es Rajoy.
¿Qué dice eso de este país? Un hombre que ha quedado meridianamente claro que activa o pasivamente, no sé que es peor, ha sido cómplice de una red de corrupción que ha ayudado a financiar ilegalmente el Partido Popular sigue siendo el elegido por la mayoría de un país. Por si no fuera poco su papel en la corrupción, que aunque fuera el mejor estadista de la historia sería razón suficiente para no salir, es nulo como gobernante.

Ha metido a este país en la época de más diferencias sociales en la democracia, eliminando la clase media, permite que nuestros jóvenes se marchen porque no tienen trabajo, nos ha sumergido en la peor crisis territorial de este país en siglos por su nula capacidad de negociación, no ha disminuido en nada el número de parado, pero si lo ha hecho en afiliados, multiplica los contratos precarios, elimina derechos de los débiles, no  trabaja en la igualdad, no hace nada para para el asesinato de género, se carga la sanidad y la educación pública... Podría continuar hasta el infinito y a pesar de eso, es muy posible que sea el más votado, debe ser porque es del Madrid y ha salido en la Cope comentando, de forma bastante regular, el deporte rey. ¿No nos da vergüenza? O somos analfabetos, o somos unos corruptos, o directamente carecemos de un mínimo de cacumen. 

¿Es esto lo que valoran del presidente?

Pero ojo, si se nos tendría que caer la cara de vergüenza la cara a los habitantes de este país, ¿qué tenemos que decir de los nuevos políticos de este país? ¿Por qué, coincidiendo todos en lo que he dicho antes, no son capaces de decir que bajo ningún concepto le votarían en una investidura? Pues porque les puede más el poder que el servicio a sus ciudadanos, que término tan a cuento. Y lo digo porque Albert Rivera, líder de Ciudadanos, una persona que creo que tiene mucha más capacidad que Rajoy, y que no dudo que lo podría hacer mucho mejor que Rajoy, no es capaz de romper la baraja y dar un paso al frente, demostrando que es un político mucho más preparado, pero al fin y al cabo de derechas pura y dura.

Y no es al único que le quiero reprochar cosas. En uno de los peores momentos de este país en décadas, donde los más débiles ven como se van consumiendo sus ilusiones, la izquierda tendría que dar un paso al frente y sacrificar sus egos por el bien de los ciudadanos. Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Alberto Garzón deberían de trabajar unidos en echar al mal de este país, y luego ya hablaremos, pero no, vamos a ver quien es el que se lleva el podium de la izquierda y los otros que arreen.
Si pensaran en los ciudadanos, otro gallo nos cantaría

Que no me vengan con la cantinela que vienen a la política para servir a los ciudadanos porque es mentira, y nosotros, para la poca democracia que nos dejan, aprovechemos nuestra oportunidad y no dejemos entrar a la derecha que no hace más que quitar derechos a los que menos tienen.