Páginas vistas en total

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Un 2015 sin mentiras políticas

Acaba el año, y empieza uno nuevo. Siempre en ese momento las peticiones de amor, salud y trabajo son los habituales y los generalizo para todos.
Dicho esto, la entrada está dirigida a los miserables políticos de este país. En España se está aguantando gracias a entidades como Cáritas y Bancos de Alimentos que están soportando a esa clase media que se va al fondo del mar cual submarino. Y que decir de los abuelos que mantienen a las familias no sólo con sus pensiones sino haciendo de canguros de sus nietos porque las familias no tienen dinero para pagar canguros externos.
En este divino país, cada vez son más los jóvenes que se van fuera a trabajar porque aquí no hay trabajos dignos. Cada vez hay más trabajos temporales, sin jornada completa y con salarios "competitivos".
En las encuestas de población, el pueblo se preocupa por la corrupción y el paro, porque ellos si son conscientes de la realidad de este país.
Esta es la realidad de España, ni más ni menos, y aquellos que nos quieran vender otra realidad son unos miserables mentirosos. ¿Que éstas son las primeras Navidades que se empieza a salir de la crisis? Por Dios, que poca vergüenza. Con la de niños que casi no pueden comer porque cierran los comedores de los colegios en vacaciones. ¿De verdad no tienen corazón? ¿De verdad son tan ciegos?
¿Tenemos que aplaudir porque suban el salario mínimo tres euros con los que han subido los precios en estos últimos años comparado con los sueldos?
Señores políticos en general, y del PP en particular, dejen de mentirnos. Estamos sumidos en un país que cada vez se asemeja más a países que solo vivimos del turismo y que las distancias entre las clases son cada vez más kilométricas. No nos insulten casi obligándonos a brindar por un crecimiento económico a costa de los de siempre: los ricos. ¿De que nos sirve al pueblo que los bancos o los empresarios ganen más dinero si siguen pisoteando los derechos de los trabajadores y de los parados?
Y para finalizar un comentario respecto a la cercanía de los políticos. Yo no quiero políticos que salgan en muchos programas de televisión y que me cuenten chistes en un reality, quiero políticos honrados y veraces, que encierren a los ladrones que hay en los partidos. Pero no a los de los partidos contrarios, sino a los que tienen dentro de sus partidos propios.
Fuera de una vez en el 2015 la demagogia y la mentira y piensen de verdad en el ciudadano de la calle, que muchos no tienen ni para comer.


Señores políticos, pónganse a la altura de sus ciudadanos Foto:LaVanguardia


No hay comentarios: