Páginas vistas en total

martes, 20 de enero de 2015

El cainismo de la izquierda en España

Mi sensación tras 45 años viviendo en este bendito país es que la mayoría somos ideologicamente de izquierdas. Siempre ha levantado más pasiones los gobiernos socialistas que los populares, que se han fraguado a base de errores enormes del PSOE y acompañado de un coro de prensa conservadora afín a la música del aleteo de la gaviota.
Ante esta aseveración no puedo comprender porque son más aguerridos los enfrentamientos entre PSOE, IU y los recién llegados al juego, PODEMOS, que entre la izquierda y la derecha.
Escuchar el ataque continuo de Pablo Iglesias al PSOE desde que se crearon como grupo, añadiéndose al carro de IU, se ha aderezado en la última semana con los contrataques en forma de "y tu más" de Pedro Sánchez hacia el nuevo partido de ¿izquierdas?
La cantinela que todo es lo mismo, PPSOE, me parece un argumento que eliminaría a cualquier debatiente por la falta de profundidad en el hecho. PSOE es un partido amanerado, aburguesado, con demasiados guiños a los poderes fácticos, pero con un calado en sus bases y una historia de consecución de derechos sociales, que sólo por eso se merecerían un respeto.
El PSOE no ha entendido aún lo que se le pide por la ciudadanía, no ha purgado ni admitido suficientemente sus pecados, pero no es el enemigo de los derechos sociales de este país. Y el PSOE debería entender, de una vez por todas, que pese a que el discurso de PODEMOS e IU a veces está cargado de populismo, el pueblo necesita que se le mime de verdad. Necesita un blindaje de sus derechos sociales, y necesita que expertos en la materia expliquen que cosas se pueden hacer y que cosas no se pueden hacer pero sin cruzar líneas rojas.
Señores, este país es muy grande en cuanto a valores. Somos un pueblo cargado de genialidad y generosidad, un pueblo solidario, que necesita que los que abanderan ese futuro de igualdad, que son los partidos de izquierda, sean capaces de sentarse y buscar los puntos en común que seguro tienen, y no exacerbar los puntos de discordia. ¿Es posible pensar que a PODEMOS y a IU les separa más cosas del PSOE que del PP y viceversa? Mientras la izquierda se hinca el diente, el PP poco a poco se va yendo de rositas, con un partido dominado por los corruptos y los ciegos, porque de otra manera no se pueden catalogar a los que dicen que no ven como todos sus gerentes meten la mano.

¿Y si por el bien de la izquierda pelean por entenderse? Foto:laverdad.es

Por último una reflexión, los gobiernos socialistas están cargados de errores, pero también han tenido aciertos. Para acertar y para errar sólo se puede hacer desde el gobierno, desde la barrera todo es más fácil, que no se le olvide a nadie. Quizás cuando alguno coja el capote y quiera hacer la chicuelina prometida, se vea corriendo a esconderse en un burladero.

No hay comentarios: