Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

POR FAVOR MARIANO, VETE.

No estaba seguro si empezar rotundo o no, y he decidido pedirlo por favor, porque a nivel social nadie me podría hacer un favor mayor. No lo digo ahora por el tema de Bárcenas, si no por muchísimas más cosas.
Un presidente de un país como el nuestro se le debería de exigir muchas cosas: brillantez, honestidad, veracidad liderazgo, sensibilidad, valentía, solidaridad... Podrían añadirse muchas más cosas y desde luego todas las cualidades proyectadas a lo que realmente debe ser lo importante, la ciudadanía. Entrar en cada cualidad y debatirla para el presidente sería largo y el resumen es claro y triste: NO TIENE NINGUNA. De todas maneras la más obvia actualmente es la cobardía. ¿Cómo puede un presidente de gobierno mantenerse impertérrito ante el constante ataque que está sufriendo él y su partido. Sr Rajoy, el que calla otorga y el no defenderse hace que la bola se vaya agrandando. Se esconde detrás del cobarde e indigno escudo de la mayoría absoluta y pone un muro con sus adláteres. Este país necesita alguien que defienda a este país sin plegarse a Alemania. Alguien que sea valiente, dé un paso adelante y busque aliados en Europa para decirle a Merckel que basta ya. Este país no puede continuar con más medidas restrictivas sin incentivar el consumo para reactivar la economía y Rajoy sólo sabe seguir los dictados de la Troika y favorecer a los ricos de este país.
Mariano, vete ya y haz un servicio a tu país, deja que la sociedad tenga una posibilidad de salir de la inundación de corrupción e ineptitud que existe en nuestra política. Políticos que, tanto en la derecha como en la izquierda, no son capaces de dar un paso adelante de valentía paralizados por una mezcla de miedo a que sean ellos los siguientes en ser fotografiados por la corrupción, y de vulgaridad por falta de ideas que dar a los ciudadanos de a pie. Mensaje no solo para Rajoy sino par todos los políticos, si nos sois capaces de darnos lo que pedimos a gritos, iros y dejar pasar a otros o simplemente dejarnos pasar a nosotros. Mariano, vete ya, y que le sigan todos los demás.

No hay comentarios: