Páginas vistas en total

jueves, 2 de enero de 2014

Necesitamos a la izquierda en la calle

Empieza el año y el bombardeo de noticias "positivas" es un constante. Al parecer en diciembre va a haber un descenso histórico de la cifra del paro, eso si, de momento no sabemos los número de afiliados a la Seguridad Social. También al parecer en el 2013 ha habido un incremento en la venta de automóviles. Cuando rascas un poco ves que después del 2012, el 2013 ha sido el peor año en ventas, en bastantes años...
Todos los ministros se empeñan en transmitirnos que en el 2014 nos vamos a salir. Yo no tendría ningún problema en decir que vamos bien si lo viera, pero lo que veo a mi alrededor es más pobreza, más hambre, peor educación, peor sanidad, más tristeza entre la gente, más penurias, más disputas entre comunidades, menos derechos sociales, menos libertad.... Lo siento, no puedo, ni debo decir que las cosas se están arreglando porque veo que nuestro país esta peor.
La cuestión es ¿Quién nos saca de esta situación de desilusión, de desafección generalizada? El Mundo ha publicado un sondeo que al parecer indica que el PSOE sigue bajando, el PP se recupera algo, aunque lejos de la mayoría absoluta, y IU, que en teoría debería de recoger los desilusionados del PSOE, tampoco sube tanto. ¿Por qué? Porque la gente de la calle no vemos a nadie que nos sirva de faro en este momento de tanta oscuridad.
Señores Rubalcaba, Lara y Llamazares, los tres me parecen válidos, pero necesitan arrastrar a la gente. Necesitamos que alguien nos vehiculice a protestar por esta "democracia" que supone el gobierno de mayoría absoluta que lo único que consigue es aplastarnos con un rodillo de medidas que hacen desaparecer la clase media y sólo piensan en los ricos.
¿Solo lo pueden hacer ellos? No, cualquier movimiento social podría ocuparse de organizar esa movilización, pero nadie lo hace. Solo se consigue a nivel sectorial (salud, educación, desahucios), pero no se da el paso de una manifestación masiva en el país que enarbole el basta ya. Desde un punto de vista de táctica política, cualquiera de los políticos de la izquierda que decidieran dar el paso de unirse a la calle estoy seguro que le daría un rédito muy interesante, pero ninguno lo hace, ellos sabrán porqué, porque yo no.

No hay comentarios: