Páginas vistas en total

lunes, 23 de diciembre de 2013

Feliz 2014 si nos deja el PP


Termina un nuevo año y para mi son unos días de excitación, porque aun tengo la esperanza que existe magia en la nochevieja y nos puede ayudar a superar estos malos momentos que envuelven a muchos, demasiados... SI, ya lo sé, hace falta demasiada magia para cambiar todo esto, y la puntilla que necesitábamos era el tema del aborto.

Como ciudadano de a pie me gustaría tener una entrevista con Rajoy y otra con Rubalcaba. Me gustaría que el primero me explicara que le lleva a tomar decisiones que son tan impopulares y que sólo benefician a unos pocos. Realmente me hace pensar que no quiere volver a ser presidente, porque difícilmente así podrá captar algún voto que no sea el de algunos ciegos de la derecha.

Y a Rubalcaba, pese a que en los últimos tiempos ha sacado un poco la casta, le diría a que espera a sacar a la gente de izquierda a la calle. La gente queremos salir, de hecho lo hacemos de forma sectorial, educación, sanidad, preferentes, pero se necesita canalizar todo el descontento que tenemos ante, ya no una mala política, si no a un abuso de poder en toda la regla. El PP, amparado por la Santa Madre Iglesia Católica, nos lleva a unas leyes que nos recuerda a épocas anteriores a 1975.

Que no me digan que nos estamos recuperando. Cada vez hay más gente que no llega a final de mes, que no tiene para comer, que no tiene para lo mínimo para vivir, que no me digan que mejoran los marcadores macroeconómicos, porque esos no me dan de comer.

Aprovecho para desearos a todos felices fiestas y que este año 2014 sea el final de la crisis, pero no de la crisis económica, no, si no de la verdaderamente importante, la CRISIS DE VALORES que invade la sociedad. Esa crisis que hace que cada vez nos inunde más la desilusión y nos paralice hasta los límites de revelarnos contra lo injusto, contra la intolerancia, contra el egoísmo, contra la falta de generosidad, contra la AUSENCIA de LIBERTAD de acción y de pensamiento, contra el insulto a nuestra inteligencia, en resumen, contra la falta de moral más absoluta en el ser humano en todos 
los ámbitos que nos rodean.

 

No hay comentarios: