Páginas vistas en total

viernes, 20 de diciembre de 2013

Sólo por la ley del aborto ya vale la pena tomar la calle

No soy dudoso en mis simpatías hacía el PP. Yo soy uno de esos muchos que se muere de ganas que las calles se inunden de personas protestando con el paulatino retraso que estamos sufriendo como país. Son muchas las razones para ello: facilitación del despido, privatización de la sanidad, corrupción, reforma de la enseñanza... Todos tendremos nuestras razones. Pues bien, hoy han presentado en sociedad la nueva ley del aborto del ministro Gallardón.
Esta ley por si sola es razón más que suficiente para que millones de hombres y mujeres llenemos la calle demostrando que es una vergüenza destacar por ser uno de los países más retrógrados de los países "desarrollados".
¿No se dan cuenta que si una mujer quiere abortar es que. sea la que sea, tiene una razón de peso para ello? Si una persona que quiere abortar, no lo hace, ¿no pueden ser mucho peores las consecuencias tanto para la madre como para el niño? Aunque las razones sean únicamente económicas, si una familia no tiene un euro, ¿es justo que crie en la más absoluta indigencia a alguien más? ¿Es eso lo que quieren las mentes cristianas del PP? ¿Es eso lo que quiere la Iglesia? ¿Qué haya más infelicidad, más pobreza, más  hambre?
Me he puesto en uno de los temas discutibles, razones económicas, pero, ¿quien somos nadie para cuestionar la decisión de cualquier persona con algo que le incumbe a toda una vida?
Además, y aunque sea de Perogrullo, una ley del aborto no obliga a abortar, que no lo olvide nadie. Pera esta ley casi obliga a no abortar. La que no quiere que no aborte, estaría bueno, pero la que quiera, por Dios, si por Dios, que lo haga. No hay persona más maravillosa en el mundo que una madre, por lo que si una mujer decide que en ese momento no puede o no debe ser madre, no hay una decisión más respetable en el mundo.

No hay comentarios: