Páginas vistas en total

lunes, 1 de junio de 2015

Dentro del PSOE quieren tomarnos el pelo a los socialistas

He esperado una semana para dar mi opinión acerca de las elecciones municipales y autonómicas del 24M. Sentimiento agridulce para un socialista, al menos para mi. Me reconforta el ver que la ciudadanía castiga el manto de corrupción que el PP ha dejado caer sobre España, eso es magnífico. Pero por otro lado, el PSOE, guste o no, sigue perdiendo fuelle, más lentamente, pero pierde. Y para objetivar ello, aconsejo visualizar el siguiente enlace de EL PAIS donde se ve la evolución del voto de todas las elecciones municipales desde 1978. Por favor, que no me vendan humo. En las autonómicas la diferencia, que no es poca, es que el descenso del PP ha sido tan grande, que puede permitir al PSOE mediante pactos con hasta hace poco partidos innombrables recuperar parcelas de poder. No ha sido mérito del PSOE, sino demérito del PP. 

Salvo el punto negro de Andalucía, donde el tema de los ERE no ha sido un ejemplo de gestión, por mucho que diga lo contrario Susana Díaz, ahora no es la corrupción lo que pasa factura al PSOE. En mi opinión le pasa factura su indefinición política. En determinadas circunstancias queremos ser un partido de centro, pero cuando se leen los resultados electorales, parece que interesa decir que los españoles han decidido que el PSOE dirija la izquierda de este país. ¿En que quedamos?

Uno da la cara, otra manda en la sombra. Foto: ABC
Hay cosas que son objetivas y a favor del PSOE. Tenemos más votos que Podemos e IU, los otros partidos de izquierda. Tampoco se trata ahora que nos vendamos por un plato de comida. De lo que se trata es de demostrarles a estos partidos, y por ende a los votantes socialistas, que de verdad representamos los intereses y la ideología que marca la letra S de nuestro nombre; SOCIALISMO.

Por mucho que se empeñe Pedro Sánchez, el pueblo no le ha dado ningún empujón al PSOE hacia arriba, más bien le ha puesto a prueba para ver como se define. Si hace una negociación inteligente con PODEMOS, cogiendo la sartén por el mango, puede suponer un respaldo futuro, pero si no aprovecha esta oportunidad para hacerse valer, el PSOE seguirá cuesta abajo y sin frenos. No olvidemos que PODEMOS también se juega mucho, y si no pasa por el aro, tampoco conseguirá la ansiada alcaldía de Madrid. Hay que ser inteligentes, no intransigentes.

El PSOE tiene que demostrar que es un partido de izquierdas y que está por las políticas sociales sin ambages. Si renuncia con claridad a políticas aplicadas en el pasado de dudoso socialismo y se posiciona con claridad en temas como los desahucios, la sanidad y la educación publica y los sueldos de empleados públicos, tiene opción, sino, en las siguientes elecciones seguirá bajando.

Análisis concienzudo y menos críticas a personas como Madina a Talegón, que lo único que hacen es describir que el PSOE, lejos de ganar adeptos, los sigue perdiendo. Pedro, no somos tontos.

Escuchar a los críticos no es negativo

No hay comentarios: