Páginas vistas en total

miércoles, 17 de junio de 2015

¿Quién es la derecha para pedir dimisiones?

Los que somos de IZQUIERDAS con mayúsculas nos la prometíamos felices tras las elecciones del 24M. Los posibles pactos entre partidos podían desalojar de muchos ayuntamientos de España a la derecha. De hecho, tras las tomas de posesión, las alcaldías de las cinco primeras ciudades de España por población (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza) han cambiado de bando.
Pero la maquinaria de la derecha no tardó en funcionar. Esa simbiosis cavernícola entre políticos y "periodistas" rápidamente saco a la luz el talón de Aquiles de miembros del gobierno de la Alcaldía de Madrid, personalizado en Guillermo Zapata, fallido concejal de cultura del ayuntamiento de Madrid.
El motivo de mi entrada no es valorar sus tweets, pero ya que estoy diré que son de un mal gusto intolerable. De hecho, muchos que ideológicamente somos de izquierda estábamos de acuerdo en que dimitiera, como muchas veces hemos pedido la dimisión de "los nuestros" cuando han hecho las cosas mal. Ese pequeño detalle es la diferencia fundamental en que se basa mi escrito. Con todas las tropelías que han cometido en este país la derecha, primero ¿como es que tienen tantos votos? y segundo, y más importante, ¿quienes son moralmente para pedir la dimisión de nadie con todas las barbaridades que han cometido antes y después de la democracia?

Manuel Fraga, fundador del Partido Popular, al lado del dictador Foto: periodismo digital


El PP no es nadie para pedir cuentas hasta que no pague sus deudas, muy numerosas con este pueblo que soporta día tras día los abusos y tropelías que se cometen con las clases más desfavorecidas. Si, estoy diciendo que en este país sólo tenemos ese derecho a pedir dimisiones las personas que no tenemos el cerebro lavado como una secta. Aquellos que somos capaces de señalar a alguien de nuestro partido por corrupto e inmoral. Esa supremacía ética la tiene la izquierda, el problema es que a la derecha le da igual.
Por ello es fundamental que este ruido mediático que ha generado el caso Zapata, y que pretenden repetir, esta vez de forma intolerable, con Rita Maestre no separe a la izquierda. Y en este punto es esencial el papel del PSOE como partido, como aparato. Bien está que con Guillermo Zapata se pongan dignos, pero es intolerable que con otros casos como el de Rita no cierren filas por el único lado que tienen salida en este país, el izquierdo. La derecha no parará hasta volver a tomar lo que creen que es suyo, para ello es esencial la unidad de la izquierda antes los ataques indiscriminados.
Por último una reflexión, Rajoy sería el primero que tendría que dimitir por corrupción y por inmoralidades, con lo que es llamativo que le eche en cara a Pedro Sánchez pactar con la izquierda "radical" en contra de la voluntad popular. ¡Que sabrá Rajoy que es la voluntad popular!

Zapata y Maestre en el punto de mira de la derecha 



2 comentarios:

Luis Diaz dijo...

Hola Miguel Angel,

Buen artículo. La derecha está que arde y al contraataque.

Ya veremos si la izquierda cainita (hago alusión a un artículo tuyo) juega más con inteligencia que con estómago.

:) Un abrazo. Luis

Miguel Ángel Benítez dijo...

Hola Luís,

La clave como bien dices es moverse con garra pero con inteligencia. Sumas en ideas, no dividir.

Un abrazo,

Miguel Ángel