Páginas vistas en total

jueves, 25 de junio de 2015

Es tiempo de política no de políticos

Querría empezar con la definición de política que pone en wikipedia que me parece muy clarificadora:
"La política (del latín politicus y ésta del griego antiguo πολιτικός 'civil, relativo al ordenamiento de la ciudad o los asuntos del ciudadano') es una rama de la moral que se ocupa de la actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común.
Es la ciencia que se encarga del estudio del poder público o del Estado. Siguiendo con esta definición la política es el ejercicio del poder que busca un fin trascendente. Promueve la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para promover el bien común en la sociedad."
La verdad es que con esta definición está claro que es y que es lo que no se hace en la realidad. Desgraciadamente parece que el paso del tiempo ha hecho olvidar a los políticos la parte que se refiere a buscar el bien común de la sociedad. A veces no sé de quien buscan el bien común a parte del de ellos mismos. ¿A que todos nos apuntaríamos a un ejercicio de la política como el que marca esa definición? Todo sería más fácil, pero no es así, y con el paso de los años la gente de la calle ve con más claridad que, por desgracia, los políticos han olvidado el como ejercer la política de verdad.
Con las elecciones generales en el horizonte, los partidos comienzan a desarrollar sus discursos para "comprar" votos. Los partidos necesitan los votos para ejercer esa política. No sólo necesitan los votos de sus militantes, ni siquiera sólo los de sus simpatizantes. Necesitan seducir a cualquier ciudadano que estén receptivo a su mensaje. Con esto quiero ir a parar que todos los ciudadanos deberíamos de formar parte de la democratización de los partidos, ya que los partidos nos necesitan para realizar su programa político.
Pero el tiempo pasa y los ciudadanos nos damos cuenta que la política de los partidos no nos sirve para solucionar nuestros problemas. Por ello ha llegado el tiempo de la política a través de los movimientos sociales (mareas blancas, 15 M, plataformas anti desahucios...) La ciudadanía ha pasado a ser espectadora de la política a ser ejecutora. 
Y en este contexto simpatizantes de izquierda recogemos ese guante de hacer política y le damos una nueva oportunidad a los políticos mediante la plataforma Somos Izquierda. Llegados a este punto, lo importante son los derechos de los ciudadanos, y principalmente los más necesitados. Es por ellos que exigimos que los partidos de izquierda, históricamente más receptivos a las personas y sus derechos, busquen una línea común en puntos básicos e innegociables. No nos importa quien se siente en la silla, ni quien viene después o si lo hacen alternativamente, lo que de verdad nos interesa es un programa común de izquierdas en favor de la gente, no es tan difícil de entender.

Es hora que no haya tabiques infranqueables entre la izquierda. Foto: huffingtonpost.es
Señores políticos de todos los partidos de izquierda, guarden sus ansias de poder, cómanse su orgullo y sus ambiciones y hagan política de verdad, estoy seguro que la gran mayoría de personas con ideología de izquierda se lo agradeceremos.

No hay comentarios: