Páginas vistas en total

jueves, 9 de octubre de 2014

A propósito del Ébola: ¿Todo vale en periodismo?

Es indudable para todos la labor social del periodismo. Históricamente han sido decisivos en descubrir la verdad al mundo de muchas mentiras, generalmente "gracias" a políticos. El escándalo Watergate es uno de los ejemplos más mediáticos, pero en España no está muy lejano los temas del 11M, de los GAL, o para que dar más vueltas, el caso Bárcenas. Necesitamos el periodismo de verdad, el incisivo, el de servicio al pueblo.
Por desgracia no siempre el periodismo sirve al pueblo, si que a veces se deja llevar por la fiebre de las exclusivas y por servir a otros intereses, el poder político. En el tema de las exclusivas el periodismo del corazón es especialista en sacar lo peor de cada persona, pero hoy no voy a hablar de esa prensa sino de la prensa "seria".
Nuestro país está conmocionado con el primer caso autóctono de Ébola en Europa. Cuando escuchaba las noticias en mi fuero interno me decía, ¿cuanto tardarán en ser capaces los periódicos en llamar a Teresa? 24 horas. ¿Es moral acosar a una mujer que se encuentra en la situación que está Teresa? Pienso que hay líneas que no se deben franquear, porque existe una cosa que se llama ética, y no es sólo una asignatura, es una forma de vida a aplicar siempre.
Pero si esto es deleznable para mi, lo que no tiene nombre es el uso que se hace por parte de los periódicos de los titulares en función de los intereses políticos, no de la verdad. En determinados momentos el principal titular del ABC ha sido "Pudo haber mentido diciendo unas temperaturas más bajas" Señores periodistas del ABC, ¿esas declaraciones es lo más importante del tema? ¿Intentar demostrar que Teresa cometió errores es lo más importante de todo? Da la sensación que hay medios de comunicación que lo que están intentando es salvar el culo al ministerio, que lo único importante es si se siguió el protocolo al pie de la letra para tener cero de responsabilidad. Y eso es una falacia.

Todos los profesionales sanitarios implicado están denunciando una falta de formación especializada para el manejo de pacientes de alto riesgo de Ébola. ¿No sabrán más de eso los profesionales que los políticos?
Y sobre el tema de los protocolos. Puede ser que se sigan al pie de la letra y una persona se contagie, por algo tan sencillo como que el protocolo esté mal hecho. Eso es lo que han de investigar los periodistas. La OMS recomienda la presencia de un supervisor/coordinador en el momento de quitarse el traje de protección, que es el momento de más riesgo. Este detalle sin importancia se obviaba en el protocolo del Ministerio de Sanidad. Al parecer van a corregirlo. En el protocolo hablan de una temperatura de 38,6ºC que marca la sospecha de infección, pero no explica con claridad si esa toma es axilar, bucal, inguinal o rectal, cosa que tiene su importancia por la variación de décimas según el lugar de toma. Eso también se ha de investigar por los periodistas. Ahora curiosamente también se modifica el protocolo y se aísla a todo aquel personal que ha estado en contacto con persona infectada y tenga sólo décimas. ¿No era tan perfecto el protocolo?
Para finalizar, hay una máxima en el manejo clínico de enfermedades infecciosas y es, si puedes, evita la fuente. Aquí por dos veces se ha traído la fuente a España. El argumento que otros países han hecho lo mismo es irrefutable, pero no menos irrefutable es que en los otros países no se ha producido aun ningún contagio al manejar los pacientes. ¿Se han preocupado los periodistas de comprobar si en estos otros países el protocolo y la formación del personal fue la misma que aquí en España? Que conste que no es una crítica general, porque algunos medios de comunicación si están a la altura de las circunstancias.
Señores periodistas, utilicen la investigación para descubrir la verdad, y si quieren, usen sus lineas editoriales para divagar sobre lo que quieran, pero no estaría de más que en un caso tan sangrante como éste, se pusieran de acuerdo para poner de patitas en la calle a la ministra de Sanidad, Ana Mato.
Lo importante para el diario es el fallo de la persona, no si el protocolo es correcto o no.


No hay comentarios: