Páginas vistas en total

martes, 12 de febrero de 2013

Gracias Beatriz Talegón

Esta mañana yendo a trabajar, escuchaba por la radio unas declaraciones de un miembro de las juventudes socialistas criticando el falso socialismo de los actuales dirigentes. Criticaba que se defendiera el socialismo desde una reunión hecho en un hospital de cinco estrellas. Criticaba el falso discurso de solidaridad y transparencia que se hace desde el socialismo. Durante la tarde he conseguido saber su nombre y me he sumergido en las redes sociales a ver que se decía al respecto. La mayoría de gente expresaba su entusiasmo por este discurso que, por fin, expresaba el sentir mayoritario. Algunas personas aderezaban este comentario con que era una pena que no fuera un discurso espontáneo si no dirigido. Otros, como Rubalcaba, alababan su valentía. A los que le ponen peros, me gustaría decirles que me es indiferente, que lo importante es que se diga algo con que la gente estemos de acuerdo. Y el señor Rubalcaba le diría que cogiera impulso y fuera también valiente y dejara sitio a gente nueva que cree en los ideales del socialismo verdadero. Los socialistas no queremos dirigentes que nos ofrezcan dudas, queremos frescura y credibilidad, y para eso hay que buscar una revolución ciudadana. Esa revolución que hoy ha conseguido que el PP se eche atrás con la dación en pago, aunque me temo que esto, como lo de Gallardón, sea crear una cortina de humo para que la gente no se acuerde de los papeles de Bárcenas.
Evidentemente me he hecho seguidor de esta chica, y si apunta maneras, el PSOE haría bien en apostar por ella, y por gente como ella. Si es sólo flor de un día, al menos hemos visto que existe un camino para la esperanza.

No hay comentarios: