Páginas vistas en total

lunes, 9 de junio de 2014

Soy socialista, ¿soy del PSOE?

Desde que tengo uso de razón político que me escucho decir que soy socialista. El origen de este dicho podría achacarse a mi padre, un socialista de 92 años que capeó ese hecho como pudo en la guerra civil.
Lo que yo entendía por socialismo no hacía más que identificarme cada vez más con esa ideología. Los años iban pasando y me percataba que cuando el PSOE llegaba al gobierno se imbricaban medidas de las que me sentía orgulloso con otras que hubiera firmado cualquier militante del PP. Lo último fue con el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero y ese cambio de la constitución pactado con el PP que casi entregó parte de nuestra soberanía a Alemania.
Mucha gente que se había definido con socialista se miraba al espejo y decía, ¿es esto socialismo? La respuesta era no, y esa respuesta generalizada hizo que la gente de a pie se fuera alejando de un partido que no sabía que le ocurría.

Por un segundo he pensado que quizás el concepto de socialismo había cambiado, y yo no era socialista. Por eso decidí entrar la página web del PSOE y en el apartado de Nuestras Ideas y Valores cito textualmente:

"El Partido Socialista Obrero Español, con más de 130 años de historia, es una organización política de la clase trabajadora y de los hombres y mujeres que luchan contra todo tipo de explotación, aspirando a transformar la sociedad para convertirla en una sociedad libre, igualitaria, solidaria y en paz que lucha por el progreso de los pueblos.
Nuestra razón de ser es la de contribuir a alcanzar una sociedad mejor, detectando los problemas y aportando soluciones, sobre la base de los principios de libertad, igualdad, solidaridad y justicia social.

Somos un Partido de progreso al servicio de la ciudadanía, abierto a la participación de hombres y mujeres que expresan sus ideas, sus preocupaciones y que buscan soluciones. Somos un partido transparente, abierto a los cambios, a la evolución y a la innovación. Que cree y practica otra forma de hacer política: la que se entiende, la que es participativa, la que es próxima a los ciudadanos y las ciudadanas, sensible a sus problemas y deseos.
Un Partido que aborda los problemas complejos de una sociedad cambiante como la que vivimos, buscando soluciones que hagan efectivos los principios de:

Libertad para que toda persona pueda llevar a cabo su proyecto personal de vida.
• Igualdad de condiciones para que todas las personas puedan desarrollar sus capacidades y potencialidades.
• Solidaridad para que todas las personas tengan aseguradas sus necesidades básicas.
"

El socialismo del PSOE se marchita
El texto sigue, pero creo que este extracto es suficiente. SOY SOCIALISTA, pero el que no es socialista es el PSOE porque no aplica lo que pone en su ideario.
Señores del PSOE, han estado en el gobierno, y no seré yo quien diga que no han hecho buenas cosas, pero la impregnación de capitalismo que tienen por codearse con los poderosos hacen que pierdan el norte de la brújula: igualdad, libertad y solidaridad.
Claro que cuando el gobierno es del PP perdemos derechos conquistados por los socialistas, pero la verdad es que el socialista de a pie no ve que sus políticos propugnen medidas socialistas.

Quiero saber exactamente que va a hacer el PSOE para prohibir los desalojos desproporcionados, que va a hacer para blindar la sanidad y la educación pública, que solución se le va a dar al tema catalán y vasco, como van a dejar las pensiones, que salario mínimo van a dejar, como van a fomentar la investigación en este país, como van a potenciar la inversión pública, como van a perseguir que paguen los que más tienen, como van a buscar una justicia independiente, como van a cortar de una vez las alas a los maleantes que dirigen los bancos... Podría escribir tantas cosas en las que el PSOE no se define, que ni siquiera entraré en el porqué no defiende algo que era sello de partido durante muchos años: defender la república.
Señores del aparato, esto que he explicado de la mejor manera posible, es lo que les pasa a sus potenciales votantes. No ven en sus hechos el socialismo que tanto hemos soñado.
¿Lo pueden recuperar? Sean sinceros, si la respuesta es no, cambien las siglas al partido o dejen entrar a personas que las quieran defender.

No hay comentarios: