Páginas vistas en total

jueves, 5 de junio de 2014

Cuando nos perdemos en lo importante y no solucionamos lo imprescindible

Esta mañana yendo al trabajo me han sorprendido unas declaraciones de la defensora del pueblo, Soledad Becerril, acerca de la necesidad de mantener los comedores de los colegios abiertos para que los niños con riesgo de exclusión no pasen hambre. Esta señora no es dudosa de su ideología con lo que la importancia de sus palabras es mayor si cabe. Siglo XXI, España, hambre. ¿Terrible, no? Es así. Mientras estamos enfrascados en un tema tan importante como el derecho a decidir, no terminamos de solucionar algo tan imprescindible como el hambre, y más en los niños.
Los políticos marcan en función de sus propios intereses que es lo imprescindible para el pueblo, pero realmente son cosas, que como mucho "sólo" son importantes. Incluso intentan hacernos creer que un tipo de régimen, status, o situación política es la clave para que todo lo imprescindible se solucione.

Prefiero la república a la monarquía como concepto, porque en la primera se supone que lo elijo yo. Pese a ello, ¿puede alguien decirme si el rey hubiera abdicado hace 6 años si se hubiera montado este debate? Yo creo que no, porque el debate república si o no es importante, pero lo imprescindible es el comportamiento ético de los que nos gobiernan. En el mundo seguramente hay monarquías más justas que algunas repúblicas y desde luego que al revés también. ¿Que es lo imprescindible, el sistema de gobierno, o la ética de los gobernantes?

Parece que nos olvidamos que si mañana hubiera república, el 95% de los políticos serían los mismos, y realmente esos son los que nos provocan problemas imprescindibles de solucionar. Seguirían los mismos que nos quitan nuestros derechos, que nos dejan sin sanidad y enseñanza pública, que nos dejan sin casa, que nos impiden abortar, que nos quieren anular la capacidad de pensar como un individuo para que pensemos como un grupo de borregos. ¿Acaso con una república gobernada por el PP meterían en la cárcel a todos lo de la trama Gürtel?, ¿o en una socialista meterían entre rejas a los chorizos de los EREs? Mi vida no mejorará con la república, sino con políticos honrados que se preocupen de nuestras necesidades. Mi vida no será mejor si Catalunya es independiente, si no si el gobierno de Mas se preocupa de no privatizar la sanidad y de parar de una vez los recortes que comenzaron antes que los del gobierno del PP. Siempre opinaré que el pueblo tiene que tener el derecho a decidir todo, pero todo es todo, no sólo lo que les interesa a los políticos.Por lo tanto si votemos si queremos monarquía, si votemos si queremos independencia en Catalunya, pero también decidamos sobre las medidas que nos quitan los imprescindible, nuestros derechos elementales.

¿Y el PSOE? En el aparato del partido tampoco saben diferenciar lo importante de lo imprescindible. Lo imprescindible es política es escuchar y los socialistas decimos que no manchen nuestra ideología. El socialismo se basa en la libertad y en la solidaridad. Libertad de decir, pensar y elegir en todo momento. Como bien ha manifestado un gran socialista como Odón Elorza, ¿que sentido tiene pedir libertad del voto al PP frente al aborto y no dejar libertad de voto a los tuyos para unas primarias o para definirte si quieres o no una república? Lo imprescindible no es vencer al PP, lo imprescindible es ser digno de llamarte socialista siempre.

Señores políticos dejen de engañarnos, y cada uno en su entorno que se preocupe de lo imprescindible y no nos lancen cortinas de humo con lo "importante".
Después, todos son tan amigos. Foto: elconfidencial.com


4 comentarios:

Luis Diaz dijo...

Tienes razón Angel que de no haber crisis, corrupción y abusos, las gentes no nos preocuparíamos de forma masiva por lo mal que está todo.

Y lo extraño en Catalunya es que huyendo de la corrupción del Estado y de la monarquía, se caiga en la corrupción de CiU.

En cualquier caso, está claro que hay que arremangarse y abordar primero lo imprescidnible, y luego lo importante, y tal como dices, es muy claro que la prioridad es la infancia.

Saludos. Luis

Miguel Ángel Benítez dijo...

La verdad es que estamos tan enfangados que es difícil marcar prioridades, pero desde luego que todo el mundo tenga casa y comida debe ser el punto de partida.

Gracias y un abrazo,

Miguel Ángel

adrian speedy dijo...

Desde esta silla, que me aguanta día sí y día también, te aplaudo Miguel Ángel. Coincido en tu punto de vista.

Un saludo, @adriantsn

Miguel Ángel Benítez dijo...

Gracias Adrían por tu apoyo. En este mundo que nos golpea a diario con barbaridades amparadas por la religión y la política, por desgracia sólo nos queda el derecho al pataleo.