Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2011

¿Nos estamos volviendo locos?

Los domingos suele ser un día proclive a las encuestas electorales y hoy no ha sido una excepción. Según El País, el PP aventaja en más de 15 puntos al PSOE. Reconozco que mi tendencia política hace que vea con mejores ojos las propuestas de la izquierda que las de la derecha, pero por mucho que me esfuerzo es que no hay color entre unos y otros. Todas las propuestas de Rubalcaba son coherentes, de Rajoy aún no sé como respira. Entiendo las reticencias a confiar en alguien que estaba en el gobierno al que mucho consideran el culpable de la situación actual. La realidad es que en toda Europa la crisis mundial hará que cambie el color del gobierno, lo cual quiere decir que la crisis es tan importante que está por encima del color político que gobierne. En resumen, que en los paises que mandaba la derecha no les ha ido mucho mejor que a nosotros. Pero en lo que si hay diferencias es en la manera de luchar contra la crisis, y los de la derecha no tienen miramientos en hacer recortes sociales brutales, sino miremos a todas las comunidades autónomas gobernadas por la derecha. Por cierto, quería hacer un inciso, entre ellas está también Catalúña, porque CiU es de derechas, catalana, pero de derechas, y a las pruebas de las medidas que está aplicando me remito. Es tan de derechas que no tiene remilgos en apoyarse en el PP aunque este partido sea el culpable de muchos de los problemas del autogobierno de Cataluña.Señores, ¿no se dan cuenta a donde nos dirijimos con un gobierno de derechas?. El líder espiritual del PP, José María Aznar, dice del movimiento 15M que es un movimiento de extrema izquierda. Yo vi mucha gente que ayer se manifestó en Barcelona, había familias enteras, con coches de niños incluidos. ¿Como puede tener la poca vergüenza este hombre de decir que, una de las pocas cosas que nos podemos sentir orgullosos de haber exportado, el movimiento de los indignados, es de extrema izquierda?. Si no reaccionamos ya, nos dirigimos a la privatización de la sanidad, a la muerte de la educación pública, al incremento de los impuestos, a eliminar la ley del aborto, a eliminar los matrimonios homosexuales... ¿hace falta que siga?. Tenemos que evitarlo. Si todos votamos a cualquier opción que no sea el PP o CiU lo conseguiremos.

No hay comentarios: