Páginas vistas en total

domingo, 5 de julio de 2015

Grecia reinventa la Democracia

La palabra griega "democracia" ("el gobierno del pueblo") fue inventada por los atenienses para definir un sistema de gobierno de la ciudad en el cual las decisiones eran tomadas por la asamblea de ciudadanos. Aunque es cierto que no votaban ni mujeres ni esclavos, la podemos considerar el origen del concepto moderno de la Democracia.
Ahora, en el 2015, Grecia reinventa el concepto democrático, ayuda a recordar lo que es, o mejor dicho lo que debería de ser la Democracia. Los políticos deben entender que un voto cada 4 años no da carta blanca a hacer lo que quieren. Todo aquello que afecte a las condiciones esenciales del pueblo y que además no lo hubieran proclamado en su programa electoral tiene que ser decidido por él mismo. 
Pues bien, Tsipras ha decidido preguntarle a su pueblo si querían las condiciones que exigía Europa para ampliar el rescate. Si para conseguir el dinero del rescate implica que mucha gente del pueblo empeore sustancialmente sus condiciones de vida, es normal que vote la gente, y el pueblo griego ha dicho que ya no puede más, y dice NO al chantaje económico de la Troika.

A algunos se les va a atragantar el yogur griego


Que no nos engañe nadie, los griegos no están diciendo que no quieran formar parte de Europa, ni que quieran salirse del Euro, ni siquiera que no estén dispuestos a determinados sacrificios para conseguir el rescate, simplemente están diciendo que quieren ser ellos los que digan que pueden y que no pueden hacer. Y eso, que es absolutamente legítimo, Europa lo tiene, no solo que respetar, sino que lo tiene que apoyar y ser solidarios con un pueblo que históricamente es una cuna de la civilización europea. En otras ocasiones anteriores de la historia se ha sido solidario con otros pueblos (véase Alemania tras la Segunda Guerra mundial) de cara a amortizar deuda, porque tienen que prevalecer los principios humanos, no lo económicos.
Lo único que espero que esta reinvención de la democracia mediante la victoria del OXI, sea el primer paso para un contagio de este espíritu a toda Europa. Siento envidia por no haber votado la modificación del artículo 135 y siento envidia por no votar si quiero monarquía o república. El sur de Europa se tiene que unir y decir no a la actual situación de Europa. Este debe ser el final de la tiranía de los poderes económicos y el triunfo de la voz del pueblo. Respetemos y sigamos el camino griego.
Tsipras ha ganado una batalla, no la guerra

1 comentario:

Luis Diaz dijo...

Buen apunte Miguel Angel, Europa se está formando olvidando la democracia sobre la que se debería sustentar.

Los dirigentes se convierten en reyezuelos, y hay que enseñarles que el único trono que ellos tienen son las personas.

Un abrazo. Luis