Páginas vistas en total

lunes, 26 de agosto de 2013

¿Que hacemos con nuestros jefes?

Un argumento muy usado por los jefes es que se necesita productividad, que el personal ha de rendir al máximo para mejorar los beneficios, que hay que eliminar a los no productivos... Algunas cosas son de Perogrullo y estamos de acuerdo, el problema es que hacemos cuando el problema de una empresa es su dirección.
Todos aquellos que trabajemos en una empresa durante tiempo, da igual que sea pública o privada somos capaces de hacer rápidamente una lista en todos los departamentos de las personas que son buenos trabajadores, los que pueden serlo pero están quemados, los que hacen lo que pueden y los que directamente no hacen el huevo. Si todo el personal hiciera este ejercicio libremente habría una coincidencia de nombres en un 80% de las categorías. Desde los mandos intermedios hasta la base pura y dura.
El hecho que estos males endémicos perduren en las empresas son responsabilidad de sus mandatarios. Los jefes tienen mecanismos para conocer que personas son las que funcionan bien o no, ya sea porque no están ubicados en su puesto adecuado, o bien porque no funcionan en ningún sitio. Hay personas que necesitan ser motivados, y otras que aunque las motives lo que quieren es que les dejes tranquilos. ¿Quiénes son los grandes perjudicados?. Los buenos trabajadores. Éstos no hacen más que repetirse de que les sirve hacer bien las cosas si otros consiguen lo mismo o más no haciendo lo que deben. ¿Verdad que muchos os veis identificados?. De todas maneras no conozco a nadie que diga, es verdad, yo soy de los que no me esfuerzo, pero en cambio todos los conocemos.
 
El establecer unas cargas de trabajo adecuadas es lo clave de un buen funcionamiento de una empresa, sea de lo que sea, y eso es lo que ha de hacer una dirección. ¿Y que pasa si el personal le reclama a la dirección esto y no lo hace? ¿Qué mecanismos tenemos las personas que no vemos una buena distribución de los recursos humanos y pese a comentarlo no se hace nada?. Ser buen jefe no es fácil, pero ya suelen cobrar más por ello, y como mínimo se les ha de exigir liderazgo. Detectar el lugar adecuado para cada persona es lo principal, y pese a ello vemos casos de personas que perduran en un sitio aunque no hagan bien lo que se le pide.
En esta situación, los buenos trabajadores que se queman son los cadáveres que van a parar a las espaldas de los jefes, pero pese a ello, se van de rositas y se generan innumerables conflictos laborales. Creo que una empresa sana, debería de tener instrumentos tipo moción de censura para al menos poder debatir con la dirección como solucionar este problema que es la clave. Los jefes, ya sea por no verlo, o por comodidad, no solucionan este tema y luego nos piden que nosotros si cumplamos. ¿No creéis que es injusto?.
 

No hay comentarios: