Páginas vistas en total

domingo, 6 de abril de 2014

Si yo fuera político...

Ser un buen político es muy difícil y se necesita una gran preparación, no sólo a nivel de conocimientos propios de política, si no de empatía, comunicación, cercanía, ética...

Yo no soy político, y aunque a veces he pensado en meterme en partidos a nivel local y poner mi granito de arena, siempre lo he descartado por dos razones: porque creo que no sirvo para hacer política en el mundo que me ha tocado vivir y porque para hacerlo como a mi me gustaría se necesitaría una gran inversión de tiempo en formación.

En cualquier campo de la vida que te quieras dedicar para ser bueno has de realizar una formación continuada. Yo sin ir más lejos, al dedicarme a la medicina, es esencial que esté siempre actualizado, que cuide mi manera de hablar en público para hacer exposiciones y he de ser convincente en mis explicaciones. No quiero hacer ninguna mención acerca de los idiomas, porque hoy en día para cualquier oferta de trabajo que encuentras, por sencillo que sea el sueldo te piden dos idiomas.
Pues bien, los políticos actuales por regla general, sin distinción de ideologías, son prepotentes, no son cercanos, no cuidan su formación, no les importa lo que pide la gente y MIENTEN. Raro es el que sabe inglés, son desastrosos en la preparación de discursos, no cuidan el lenguaje no verbal, son de una cultura limitada y además carecen de la ética esencial. Lo importante es el partido no la gente. En resumen, son vulgares culturalmente, y tienen pocos valores humanos.
Este país se desintegra, cada vez tiene más hambre, carece de referencias personales y cada vez se parece más al país oscuro de etapas pretéritas.
El PP no hace más que repetir que casi eres un insensato diciendo que España no va bien, y la oposición, PSOE, IU, o cualquier otro, no hacen más que repetir las cosas que hace mal el gobierno. A ver, que denunciar está bien, pero que nosotros ya vemos lo que no hacen bien, pero queremos, por un lado, que nos digan concretamente que harían ellos en el gobierno, y por otro lado, que sirvan de guias para catalizar el malestar de la gente.
El pueblo necesita sentirse escuchado, y necesita que sus quejas no caigan en saco roto, y ni unos ni otros lo están haciendo.

Por eso, si yo fuera político fundamentalmente...sería persona.

Existen buenos modelos, solo hay que fijarse en ellos


4 comentarios:

adrian speedy dijo...

Una muy buena visión de lo que es hoy en día la política. Personalmente, opino que no deben existir los políticos profesionales, puesto que, como dijo un sabio, el hombre es ya de por sí un animal político.

Un saludo, @adriantsn

Luis Diaz dijo...

Hola Miguel Angel,

La visión humanista es la que precisamente necesita y de la que carece la política, y tal como comentas, una importante formación.

Recuerdo que Zapatero se sorprendía en televisión porque -creo que era Risto- le exigía saber inglés. Su respuesta fue que entonces no todo el mundo podría acceder a la política.

Como si el estudio y los conocimientos fuesen útiles en todos lados menos en la política. El Estado ha de garantizar que todo el mundo pueda estudiar lo que reclaman puestos de responsabilidad, y después ser muy exigente -con igualdad- en la elección de sus representantes.

Con esta mentalidad cutre de que "la igualdad" ha de ser ignorante, estamos apañados.

Felicidades por el escrito.

Saludos. Luis

Miguel Ángel Benítez dijo...

Adríán, muchas gracias por el comentario y completamente de acuerdo contigo. Yo tampoco busco profesionales de la política, pero al menos personas con buenos valores y buena formación humanística.

Miguel Ángel Benítez dijo...

Luís, gracias por el comentario que suscribo absolutamente.

Saludos