Páginas vistas en total

viernes, 13 de mayo de 2011

la relatividad de los problemas

Trabajo en un laboratorio de análisis clínicos que tiene una plantilla de aproximadamente 200 personas entre fijos y suplentes. Desde hace unos días estamos inmersos en una problemática con uno de nuestros socios mayoritarios, el Institut Català de la Salut, que en el peor de los casos podría causar numerosos despidos. Lógicamente es una situación dura que en determinados momentos puede hacerte pensar esto es un desastre, por qué a mi, o cualquier tipo de pensamiento negativo que te lleve a pensar "que desgracia tan grande". Esta tarde, al salir de trabajar, enciendo la radio del coche y escucho los testimonios de las personas afectadas por el terremoto de Lorca. He pasado cerca de los 50 minutos de trayecto llorando de emoción. Una señora dueña de una tienda de accesorios de niños que no puede entrar en su establecimiento para entregar los encargos comentando que una familia con un niño recién nacido le ha dicho que no se preocupe que cuando ella pueda ya le entregarán todo el encargo. Un churrero de una población vecina comentado que quiere ir para dar de comer caliente a toda la población de Lorca. Múltiples historias llenas de dureza pero a la vez de ternura donde se demuestra lo que de verdad es una vida dura, y lo maravilloso que puede ser el ser humano. La vida es complicada, si, pero el ser humano es maravilloso y puede con casi todo. Lástima que, por desgracia, la mayoría de la raza política haya tenido mala suerte en el reparto de las virtudes humanas. Espero que hasta eso tenga solución...

No hay comentarios: